6 trucos para enamorar con tus e-mails

11 Nov
2016
E-mail marketing

Las semanas previas a la Navidad son la prueba de fuego para las agencias y departamentos de marketing. Y no sólo por el volumen de campañas que deberán lanzar y gestionar en tiempo récord, sino por el hecho de tener que plantar cara a una competencia feroz por captar la atención de los clientes potenciales, cada vez más selectiva. Aquí va un ejemplo: ¿cómo conseguir destacar entre el alud de e-mails que se envían en estas fechas?

De todos modos, la batalla no sólo se libra en la bandeja de entrada, sino en todas las facetas del día a día. Sin ir más lejos, diversos estudios, como los realizados por Zenith Media, sitúa en 3.000 el número de impactos publicitarios que recibimos a lo largo de la jornada. Casi nada, ¿verdad? De ahí la enorme dificultad de conseguir un click-through rate que aumente las posibilidades de conversión, y no digamos de lograr que el lector dedique un cierto tiempo a consultar el contenido del mensaje.

Ante este exigente desafío, no queda otra que seguir la regla de oro del marketing, ya sea online u offline: diferenciarse de otras empresas del sector. Algo para lo que se requieren entusiasmo y altas dosis de imaginación con los que mantener vivo el interés de los contactos de la base de datos.

Pese a no tratarse de una tarea fácil, algunos consejos pueden resultar de gran ayuda para conseguir seducir al destinatario. A continuación, te presentamos 6 ideas con las que, probablemente, estarás mucho más cerca de lograr tu objetivo. ¡Echa un vistazo!

Sugerencias para un e-mailing eficaz

Aunque no hay una panacea para cautivar al usuario, las propuestas que te traemos pueden convertirse en valiosísimas aliadas.

1) Rompe moldes en el asunto del e-mail

Además de evitar las palabras prohibidas en los e-mails —al menos, si no quieres arriesgarte a que tu correo vaya a morir a la bandeja de spam—, la clave del éxito radica en arriesgar, y sorprender al usuario al leer el asunto. El uso de emoticonos, las alusiones personales y relacionadas con situaciones concretas —aun siendo desconocidas para la empresa (por ejemplo: “Estabas ideal el otro día”)—, las preguntas retadoras (por ejemplo: “¿Cuál es la mejor noticia que has recibido?”) o las afirmaciones crípticas o desconcertantes multiplican las opciones de arrancar un nuevo clic. No te cortes: pocas cosas pueden ser peor que la indiferencia del destinatario. ¡Haz la prueba!

2) Potencia la experiencia de marca

No debería de extrañarte que empresas como Instagram hayan llevado a cabo numerosos estudios antes de modificar su logotipo. La razón, según apuntaba recientemente la vicepresenta de Emma y experta en marketing Cynthia Price, no es otra que el deseo de los consumidores de contar con una representación visual específica de la marca. Una lección que no debes dejar de aplicar en tu e-mailing. En efecto, tu audiencia espera que tus correos electrónicos tengan el mismo aspecto y look and feel que lo que ven en tu sitio web, en cualquier otro soporte en el que aparezca publicitada o en su sede física.

3) Menos es más

También en el caso de los correos electrónicos, es mejor dejar el horror vacui al margen. El objetivo no es otro que crear un mensaje de fácil lectura. Un verdadero must, si tenemos en cuenta que la mitad de los mensajes recibidos ya se consultan desde un dispositivo móvil. Si tu e-mail presenta demasiado contenido, opta por un diseño de columna única y asegúrate de incluir secciones precedidas por grandes titulares en negrita, y con botones de llamada a la acción (call to action o CTA). Para elevar la tasa de clics, te aconsejamos colocar el contenido más atractivo en la mitad superior, ya que los visitantes pasan casi el 80% de su tiempo allí). Por último, cerciórate de que el tamaño de la fuente es de al menos 16 píxeles.

4) Apuesta por lo visual

¿Sabías que el cerebro humano puede procesar las imágenes hasta 60.000 veces más rápido que las palabras? Ya sea por este motivo o por otro, lo cierto es que 2 de cada 3 usuarios prefieren e-mails en los que predominen las imágenes, según un informe de HubSpot. Por eso, nada mejor que elegir fotografías originales e impactantes para entusiasmar a tu público. En este sentido, te serán de gran utilidad los GIF animados (eso sí: recuerda que algunos servicios de correo electrónico, como Outlook, no están optimizados para este recurso). De acuerdo con MarketingSherpa, su utilización incrementa un 103% la tasa de conversión, y los ingresos, un 109%. Como ves, aquello de que una imagen vale más que mil palabras sigue estando más en boga que nunca.

5) Experimenta con el color

De acuerdo con un informe de Kissmetrics, entre un 62% y un 90% de la información que recibimos durante los primeros 90 segundos tras ver a una persona o a un objeto tiene que ver con el color. A esto habría que añadir que, en un alto porcentaje de casos, la decisión de compra se determina en función de los colores del producto, sin olvidar que cada color despierta unas connotaciones concretas en los consumidores potenciales. Por ejemplo, para urgir al destinatario a la venta, lo mejor es optar por el rojo. Para transmitir confianza, lo ideal es decantarse con el verde, y si se quiere captar su atención, una excelente opción es elegir los tonos amarillos. De todos modos, no está de más hacer tests A/B, variando los colores de algún elemento, para ver cuál resulta más eficaz.

6) Destaca las facilidades

Ante la saturación del mercado, cada vez son más los clientes que se deciden a comprar en función de las facilidades o garantías adicionales que le brinda la empresa (por ejemplo, no tener que pagar los gastos de envío o poder devolver el producto adquirido si no se está satisfecho). Si tu compañía contempla algo similar, no hay que dejar de destacarlo. A fin de cuentas, el porcentaje de devoluciones suele ser muy bajo, y se trata de una estrategia que realmente contribuye a incrementar las conversiones.

Con estos seis consejos, no sólo lograrás mejorar los resultados de tus envíos de e-mailing, sino también el branding. ¿Te animas a hacer la prueba?

Consejos de e-mailing

¿Necesitas una ayuda extra con tus e-mails?

Somos plenamente conscientes de que lanzar una campaña de e-mailing no sólo no es fácil, sino que exige manejar diversos frentes: copywriting, diseño, maquetación, planificación y envío mediante programas específicos, como Selligent…

Si necesitas que te echemos una mano en la ejecución de estas acciones o a través de sesiones de seguimiento y consultoría, escríbenos o llámanos al 93 532 93 78. En B2 Performance, tu agencia de marketing digital en Barcelona, te orientaremos para que puedas mejorar tus resultados en este ámbito… o en el que tú desees. ¡Te esperamos!

6 trucos para enamorar con tus e-mails
5 (100%) 1 vote

Cèlia Roca Martín
author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *