7 trucos para mejorar la indexación de tu web

28 Jul
2017
SEO

No hay vuelta de hoja: si has llegado hasta aquí, es porque conoces la importancia que adquiere el posicionamiento web para cualquier estrategia digital. Y aunque no es la primera vez que ilustramos este aspecto con datos, hoy te traemos alguno más: según un estudio realizado este mismo año por Ignite Visibilitye, el primer enlace que aparece en los resultados de búsqueda de Google se lleva el 44,64% de los clics. En cuanto a las tres primeras posiciones, éstas acaparan el 60% de los mismos. De ahí que cualquier empresa deba adoptar estrategias que mejoren su indexación.

Aunque no existen fórmulas mágicas para ello, queremos echarte una mano con unos consejos de posicionamiento SEO muy sencillos, y que te ayudarán a mejorar la visibilidad de tu página web. Te invitamos a ojearlos (y, por supuesto, a ponerlos en práctica).

 

Consejos que ayudan al posicionamiento SEO

Si bien hay otras muchas variables que hay que considerar para dar más notoriedad a cualquier site, aquí resumimos algunas de las que tienen que ver con el SEO on-page, y que pueden implementarse fácilmente. ¡Toma nota!
 
 
1) Optimizar la etiqueta del título

La etiqueta de título es el enlace que se muestra en los buscadores (es decir, el link sobre el que el usuario puede hacer clic para acceder a la página correspondiente). Para que este elemento sea aún más efectivo, es importante incluir en él una palabra clave relevante. Procura no excederte de los 60 caracteres y, sobre todo, escribe un título que sea atractivo y que resuma el contenido de la página web en una sola frase, sin incluir signos gráficos especiales, ya que esto dificulta la labor del bot de Google. Si quieres averiguar qué palabras claves son las más interesantes para tu sitio web, prueba estas herramientas para buscar keywords gratis.

Otra recomendación: para asegurarte de que la extensión del título sea la adecuada, puedes usar el recurso Totheweb.com.
 
 
2) …y la metadescripción

La metadescripción es el texto que aparece en los buscadadores debajo del enlace de la página. Para que sea eficaz, debe atraer la atención de los usuarios, incluir las palabras clave adecuadas y animar al usuario a hacer clic en el enlace para acceder a la página web. Su extensión máxima es de 156 caracteres con espacios, si bien no es aconsejable superar los 147, ya que algunos signos y palabras —sobre todo las que llevan tilde— ocupan más espacio del que se ve a simple vista, como se aprecia en el código HTML.
 
 
3) Utiliza títulos y subtítulos

Al redactar el contenido, incluye un elemento de titulación marcado con la etiqueta H1, así como subtítulos, marcados con las etiquetas H2 y H3. A pesar de que también existe la posibilidad de crear otras categorías con los tags H4, H5 y H6, éstas tienen un peso prácticamente inexistente en cuanto al SEO.

Esto no sólo favorece la legibilidad de la web, sino que también ayudan a los motores de búsqueda para catalogar y posicionar mejor el contenido. Por esta última razón, conviene repetir las palabras clave en títulos y subtítulos.


 
 
4) Escribe por y para los usuarios

Desde la irrupción del protocolo World Wide Web y de los primeros buscadores, allá por los años noventa, fueron los motores de búsqueda quienes establecieron las reglas del juego a la hora de redactar contenido en Internet. Sin embargo, el nacimiento de Google en 1998, cuya cuota de mercado ronda hoy el 94% en los países occidentales, marcó un cambio de era. Así, el gigante tecnológico quiso poner freno a la sobreoptimización de las palabras clave y a las prácticas conocidas como black hat, imponiendo un nuevo mandamiento: escribir para al usuario.

Así, para contribuir a que Google valore positivamente una página y le dé más visibilidad en sus resultados de búsqueda, es importante ofrecer contenido interesante, de calidad y que resulte valioso para los internautas, redactado con un lenguaje natural e incorporando las palabras clave por las que se quiere posicionar la web (sobre todo, en el primer parágrafo). Si quieres comprobar si el texto que se ha redactado incluye las keywords más adecuadas, te recomendamos utilizar la herramienta Ryte.org.
 
 
5) Incorpora (y optimiza) imágenes y recursos multimedia

Cada vez más, el diseño web tiende al minimalismo y, sobre todo, a conceder un mayor protagonismo a la imagen. De este modo, además de llamar la atención de los usuarios, beneficia la legibilidad y hace que la web resulte más estética, incentivando así que aumente el tiempo de permanencia (una variable, por cierto, que Google tiene en cuenta a la hora de indexar sus resultados). Por último, asegúrate que el archivo robots.txt permite que los buscadores puedan leerla.

Además, la adición de fotos y vídeos es un elemento positivo para el posicionamiento en los motores de búsqueda. Eso sí: para que éstas sean realmente efectivas, conviene que el archivo tenga un nombre relacionado con el contenido de la página, que incorpore el texto secundario o alt text (un atributo de HTML) y que no pese demasiado, ya que un tiempo de carga excesivo de la web puede penalizarla en términos de posicionamiento SEO. Una foto que no sea muy grande siempre se indexa mejor.
 
 
6) Incluye enlaces internos

Siempre que sea posible, añade links a otras páginas del sitio web. Al favorecer la navegación, este recurso puede ser un buen aliado para mejorar la tasa de rebote o bounce rate (es decir, el volumen de usuarios que salen del sitio web tras haber consultado únicamente una página). Este aspecto no es banal, ya que éste es otro de los indicadores que maneja Google a la hora de mostrar sus resultados de búsqueda. De hecho, un porcentaje de rebote es demasiado alto puede perjudicar a una buena indexación, ya que el buscador interpreta que se debe a la ausencia de contenido relevante.

Tasa de rebote

 
 
7) Crea URL semánticas y orientadas al SEO

En la URL de la página, deben evitarse las combinaciones alfanuméricas sin sentido, sustituyéndolas por un contenido semántico lo más parecido posible al título de la página. En el mismo, debe figurar la keyword principal. También conviene suprimir las preposiciones y conjunciones, ya que su importancia para el SEO es baja. De este modo, la página web en la que aparece el artículo “Pasos para crear tu página web”, debería de tener una URL similar a la siguiente: www.b2-performance.es/pasos-crear-pagina-web.

 

Te ayudamos a mejorar  tu estrategia de SEO

Si tienes más dudas o bien quieres que te ayudemos a implementar tus acciones de SEO, escríbenos o llámanos llámanos al (+34) 93 532 93 78 o al (+34) 654 20 61 16. En B2 Performance, tu agencia de marketing digital en Barcelona, nos ocuparemos de acompañarte en todas las fases del proceso, para que tu sitio web obtenga la máxima notoriedad en Google. Como siempre, estaremos encantados de atenderte.

7 trucos para mejorar la indexación de tu web
Califica esta publicación

Cèlia Roca Martín
author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *