Alarma en Facebook: cada vez se comparte menos información personal

13 Apr
2016
Facebook

Aunque sigue siendo la red social más utilizada del mundo —actualmente cuenta con 1.600 millones de personas registradas—, Facebook podría estar empezando a sufrir síntomas de desgaste. Así lo creen sus directivos, quienes estarían preocupados por los nuevos hábitos de sus usuarios, cada vez más reticentes a compartir textos y fotos personales, según recoge The Information.

El problema, no obstante, dista de ser nuevo. Hace menos de un año, los máximos responsables de esta plataforma se reunieron para debatir acerca de esta amenaza y buscar soluciones para ponerle freno a largo plazo. Los números hablan por sí solos: si nos centramos en las cifras que maneja la empresa de Mark Zuckerberg, en el 2015 se compartió un 21% menos de mensajes e imágenes de los propios usuarios, lo que provocó que el intercambio total cayera un 5,5%.

De todos modos, ésta no es única estadística inquietante. Volviendo a informaciones recopiladas por The Information, 6 de cada 10 usuarios no comparten contenidos personales en una semana.

Cambios en el algoritmo de Facebook

En un intento de invertir esta tendencia, Facebook estableció un nuevo equipo de trabajo en Londres, cuyo objetivo era poner en marcha una estrategia que animara a los usuarios a compartir más sus propias sensaciones y vivencias. Entre las acciones implementadas, destacan algunos cambios en el algoritmo de la red social, con el propósito de priorizar las actualizaciones de estado, en detrimento de los enlaces a noticias y vídeos.

Aunque habrá que esperar para saber si este golpe de timón ha dado sus frutos, es indudable que este escenario siembra el futuro de negros nubarrones para este medio social, ya que su éxito radica, precisamente, en las relaciones personales. Si llegara a verse privado de esta característica, Facebook se expondría al riesgo de convertirse en un simple agregador de noticias, lo que podría reducir el tiempo de navegación de los usuarios (y en consecuencia, el impacto publicitario y los ingresos).

Todo ello sin olvidar la pérdida de información personal sobre los usuarios, que es lo que hace posible la segmentación de los diferentes tipos de audiencias. De todos modos, esto no lo único que le quita el sueño a Zuckerberg a este frente abierto, hay que sumar un progresivo estancamiento por lo que respecta a la creación de nuevos perfiles.

De hecho, en el caso concreto de España, Facebook sólo creció un 2% en el 2015, tal y como se desprende del VII Observatorio de Redes Sociales, realizado por The Cocktail Analysis y Arena. Asimismo, el número de usuarios de Internet con una cuenta activa en esta plataforma se redujo un 2% en relación con el año anterior, retrocediendo hasta un 83% sobre el total.

Por si esto fuera poco, las cosas podrían ponerse aún más difíciles: si hacemos caso de un estudio de la Universidad de Princeton, Facebook podría perder más del 80% de sus usuarios en el 2017. De ser así, esta plataforma se quedaría con 330 millones de usuarios.

Buscando la privacidad en las redes sociales

Con el escenario descrito como telón de fondo, toca hacerse la siguiente pregunta: ¿por qué es lo que mueve a los usuarios a actuar así? A tenor del pronóstico de algunos expertos en el mundo digital, y sin perder de vista la evolución que han sufrido últimamente algunas aplicaciones, todo apunta a que los usuarios vuelven a valorar la privacidad en las redes sociales, una vez superados los años del destape emocional en Facebook, Instagram y similares.

Sin embargo, es posible que el indicio más claro de esta moda sea el dulce momento que están viviendo aquellos medios sociales basados en la privacidad. Entre ellas, brilla con luz propia Snapchat, basada en el envío de imágenes y mensajes que se borran entre 1 y 10 segundos después de que hayan sido abiertos. Precisamente, ésta fue la red social que más usuarios ganó en el 2014 a nivel mundial, por delante incluso de Facebook Messenger. A finales del pasado mes de agosto, Snapchat estaba valorada en 10.000 millones de dólares.

A esta aplicación habría que añadir otras similares, como Blink —comprada por Yahoo! en el 2014—, Whisper o Secret, dos servicios de mensajería que ofrecen a los usuarios la opción enviar y recibir mensajes de forma anónima, y que en los últimos meses han sido objeto de inversiones millonarias.

Y aún hay más: según un estudio de Pew, el 41% de los estadounidenses entre 18 y 29 años con presencia en las redes sociales ya usa aplicaciones que eliminan los mensajes al momento.

Una tónica de la que Facebook debería tomar nota.

¿Qué pasará con tu estrategia de Facebook?

Aunque sólo Zuckerberg y sus colaboradores saben a ciencia cierta qué pasará con Facebook a medio plazo, conviene estar muy atentos a las últimas modificaciones y actualizaciones de su algoritmo, con el fin de saber qué impacto puede tener en términos de difusión y publicidad. Si te preocupa tu campaña de Facebook Ads o tu estrategia de contenidos en redes sociales, contacta con nosotros o llámanos al 93 532 93 78.

En B2 Performance, analizaremos tu caso sin ningún compromiso por tu parte, y te aconsejaremos sobre cómo obtener un mayor rendimiento de tus acciones en social media. ¡Te esperamos!

Alarma en Facebook: cada vez se comparte menos información personal
Califica esta publicación

Cèlia Roca Martín
author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *