Conoce los errores más habituales en SEO

31 Jan
2017
Errores de SEO

A pesar de que el posicionamiento web puede aportar un mejor retorno de la inversión (ROI) que otras acciones de marketing, como la publicidad pay-per-click (PPC), el e-mailing o el marketing en redes sociales, lo cierto es que aún son pocas las empresas que invierten en este ámbito. De hecho, según un estudio de Nominalia, sólo 1 de cada 3 empresas se ocupa del SEO. Asimismo, algunas del 35% de compañías que sí apuestan por él incurren en errores que pueden comprometer su efectividad y rentabilidad.

Para ayudarte a evitarlas, te contamos cuáles son las equivocaciones más frecuentes a la hora de implementar una estrategia de SEO. ¡Toma nota!

 

1) No elegir las palabras clave adecuadas

Uno de los errores más comunes a la hora de realizar la selección de palabras clave es no tener en cuenta las long-tail keywords —es decir, palabras clave más largas y específicas— que los usuarios introducen en los motores de búsqueda.

Para no pasar por alto este aspecto, lo mejor es hacer su investigación de fondo antes de empezar con la optimización de cualquier página web. Afortunadamente, existen numerosas herramientas para el análisis de keywords, con las que es posible conocer cómo utilizan los buscadores los usuarios.

 

2) Sobreoptimizar las páginas web

Con la aparición de los primeros buscadores a mediados de los años noventa, la posición que ocupaba una determinada página en los resultados de búsqueda estaba estrechamente relacionada con las veces que allí figuraba la palabra clave tecleada por los usuarios. Sin embargo, la irrupción de Google en 1998 y la adopción de un nuevo y revolucionario algoritmo cambió las reglas del juego, estableciendo nuevas variables para medir la relevancia de cada página.

Sin embargo, el gigante californiano no se limitó a modificar los criterios, sino que también decidió penalizar en sus resultados de búsqueda a aquellos sites que seguían abusando del uso de keywords en su estructura. En efecto, incluirlas con demasiada frecuencia —lo que se conoce como sobreoptimización— podría empeorar el posicionamiento de la web en la página de resultados.

De ahí la conveniencia de utilizar las palabras clave de forma equilibrada, de manera que el texto resulte natural.

 

3) Crear contenido sin utilizar las palabras clave

Aunque el blogging o la generación de contenidos para las redes sociales es una acción fundamental en las acciones de marketing digital, aún son muchas las compañías que lo crea sin tener en cuenta cuáles son las palabras clave relevantes para el público objetivo de la empresa. Un error de bulto, si tenemos en cuenta que el SEO es el instrumento indispensable para que los usuarios puedas encontrar y acceder estos contenidos a través del tráfico orgánico.

Por lo tanto, las palabras clave que deberían incluirse tienen que responder a los problemas y necesidades de su público objetivo, incluyendo el uso de los términos de búsqueda adecuados.

 

4) Echar mano de contenido no original

Además de vulnerar la ley de la propiedad intelectual, el copy-paste pasa factura en términos de posicionamiento SEO. Pese a que el uso de textos duplicados era una práctica muy común en la década de 1990, los motores de búsqueda más importantes en la actualidad llevan muchos años penalizando esta práctica.

Así, pues, para optar a un buen posicionamiento SEO, no queda otra opción que invertir en contenido inédito y de calidad, que incluya las palabras clave que interesan al buyer persona —o cliente ideal— de la empresa y que se adapte al tono y el formato del soporte que se empleará para su difusión.

 

5) Olvidarse de incluir el título o la metadescripción

La optimización de una página web va mucho más allá de la inclusión de palabras clave en el body copy o cuerpo de texto. De hecho, las etiquetas del título y de la metadescripción son elementos esenciales de SEO que no deberían descuidarse bajo ningún concepto, ya que los robots de los motores de búsqueda o bots las tienen muy en cuenta.

Otro tanto podría decirse de la adición de etiquetas en las imágenes. En efecto, el atributo HML Alt —texto alternativo— también es analizado por los buscadores para interpretar el contenido de la web e indexarlo. Por eso, conviene incorporarlo.

 

6) No agregar enlaces externos de calidad

Por lo que respecta a la inclusión de enlaces externos, la cantidad tiene que primar sobre la calidad. De ahí que debamos asegurarnos de enlazar nuestra página web con sitios web relevantes y de buena reputación.

Otra práctica contraproducente se da cuando el anchor text o texto de anclaje —es decir, las palabras que se pueden leer en los hipervínculos— no es el adecuado. Este error echa a perder valiosas oportunidades de SEO, ya que los textos de anclaje son tomados en consideración por los bots. Por lo tanto, hay que evitar el uso de expresiones como “haz clic aquí”, y decantarse por otras que aludan al contenido de la página web a la que apunta el link.

 

7) Incorporar enlaces internos no relevantes

Si bien la inclusión de enlaces internos favorece la navegación dentro del propio sitio web, es indispensable que éstos coincidan con el tema y el enfoque de la pieza. De no ser así, la empresa se expone a una penalización en los resultados de búsqueda por parte de Google. Además, si el contenido y los enlaces no parecen naturales, es posible que el resultado no sea del agrado de los usuarios, lo que reducirá las opciones de que acaben convirtiéndose en clientes. Y lo que es peor: los motores de búsqueda podrían considerar que están ante una práctica fraudulenta, lo que en el mundo del marketing se conoce como black hat.

 

8) No tener en cuenta el marketing mobile

Por si aún quedaba alguna duda, la optimización SEO va más allá del contenido y del uso de palabras clave. Al llevar a cabo este tipo de acciones, también hay que centrarse en la calidad del sitio web y, en particular, en su rendimiento en dispositivos móviles, los cuales ya son el principal canal de tráfico, en detrimento del desktop. Google y otros motores de búsqueda pueden reconocer cuando un site no es compatible con los teléfonos inteligentes o las tabletas, lo que desde abril del 2015 es sinónimo de una penalización en los resultados de búsqueda.

Lo mismo ocurre con la velocidad de carga; en este sentido, nadie debería de sorprenderse si un sitio web demasiado lento apenas tiene visibilidad en la página de resultados de Google (SERP). Actualmente, existen algunas herramientas en línea, como Pingdom o GT Metrix, que ayudan a detectar los problemas de velocidad y analizar de dónde viene para poder subsanarlos.

 

9) Ignorar a los influencers

La optimización también tiene una dimensión social. Cuando se comparte un determinado contenido en las redes sociales, uno de sus principales objetivos es atraer la atención de aquellos usuarios que tienen una influencia significativa en la Red: los influencers. Por eso, el contenido no sólo tiene que dirigirse al público objetivo y a los motores de búsqueda, sino también a los grandes creadores de opinión. Así, conviene establecer relaciones con estos internautas influyentes en el sector de actividad de la emprea y aprovecharla para promocionar el contenido.

 

10) No medir los resultados

Este punto es común en gran parte de los artículos que publicamos en este blog. En efecto, la única manera de saber si las acciones de optimización del SEO han dado el resultado esperado es seguir su progreso. Aunque muchos marketers no dedican a estas labores el tiempo necesario, esto es un error grave, ya que la analítica web es esencial para que alcanzar un buen posicionamiento web.

Google Analytics y Google Webmaster Tools son sólo dos de las principales herramientas que puedes utilizar para medir y obtener una visión general del rendimiento de tu site. Con su ayuda, puedes monitorizar cómo está funcionando la optimización para los diferentes tipos de contenido y estrategias que la empresa está probando.

 

¿Necesitas ayuda para tu estrategia de SEO?

Como hemos destacado al inicio de este artículo, el SEO es una parte irrenunciable en cualquier estrategia de marketing de contenido. No obstante, no basta con dedicarse tiempo y recursos al posicionamiento web, sino que estas acciones tienen que llevarse a cabo evitando errores que puedan lastrar los objetivos de la compañía.

Para evitarlo, contacta con nosotros  sin compromiso o llámanos al 93 532 93 78. En B2 Performance, tu agencia de marketing digital en Barcelona, llevamos más de 10 años ayudando a empresas de todo el mundo a mejorar su visibilidad web y a incrementar su tráfico orgánico, lo que les permite alcanzar sus objetivos de conversión. Exponnos tu caso, y te indicaremos cómo puedes mejorar tus números. ¡Te esperamos!

Conoce los errores más habituales en SEO
Califica esta publicación

Cèlia Roca Martín
author

3 Comments

  1. Bablofil | February 17, 2017 at 7:12 pm

    Thanks, great article.

    Reply
  2. POSICIONAMIENTO WEB MEXICO | November 6, 2017 at 3:36 pm

    Errores habituales que se dan en las estrategias de SEO y en función de los mismos por lo que es recomendable saber desarrollar una buena estrategia de posicionamiento SEO

    Reply

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *