Configuración y gestión de blogs

Aunque la creación de sitios web corporativos es una práctica recurrente en la mayoría de las organizaciones —en enero del 2015, el 76,6% de las empresas españolas de más de 10 empleados contaba con su propio site, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información—, el porcentaje de negocios que disponen de un blog es menor.

Pese a que HubSpot situaba esta proporción en torno al 65% de las firmas de todo el mundo en el 2011, este dato contrasta con un estudio presentado en el 2015 por la Universidad de Massachusetts, y en el que se recoge que sólo el 31% de las 500 mayores empresas de Estados Unidos tiene un blog corporativo.

Detrás de estas cifras, hay un cierto desconocimiento por parte de las organizaciones sobre los factores que hay que tener en cuenta para poner en marcha este proyecto, pero también acerca de los múltiples beneficios que el blogging for business les aporta, y que se verán en el último bloque de esta página.

Blog


¿Cómo crear un blog corporativo paso a paso?

A pesar de que el mantenimiento de un blog es relativamente sencillo, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de dar este paso. A continuación, se resumen algunas de las más importantes.

1) Definir las temáticas que se abordarán. Tras realizar un estudio de sobre los hábitos de búsqueda del target de la empresa, conviene establecer las categorías temáticas que se abordarán en el blog, y que deberán de estar relacionadas con la actividad de la empresa (por ejemplo, en el caso de B2 Performance, “SEO”, “Publicidad online”, “Redes sociales”, etc.). Esto no sólo ayudará a los usuarios a localizar las noticias de su interés rápidamente, sino que también facilitará la estrategia de contenidos de la compañía y contribuirá a la especialización de los contenidos.

2) Escoger el nombre de tu dominio. Es importante que éste incluya el nombre de la empresa o, en su defecto, una longtail keyword que resulte relevante para el ámbito de actividad de la organización. Asimismo, es necesario verificar si el dominio elegido está disponible, lo que puede comprobarse en sitios web como GoDaddy. Aunque lo más aconsejable es optar por un dominio .com, también es conveniente reservar el nombre elegido para los dominios más habituales (por ejemplo, .es, .info, .biz o .net).

3) Adquirir el domino. Una vez elegido el dominio, éste tendrá que comprarse. Entre los sites que permiten llevar a cabo esta operación, cabe referirse GoDaddy o Namecheap.com.

4) Contratar un servicio de hosting. Si bien existen numerosos proveedores que ofrecen espacio para albergar la web, hay que tener en cuenta diversos factores para elegir la mejor opción. Entre ellos, cabe destacar los siguientes:

  • Que soporte el lenguaje de programación PHP y la base de datos
  • Que ofrezca un mínimo de entre 128 y 256 MB de memoria PHP.
  • Que brinde el espacio web y de transferencia mensual que el blog necesite.
  • Que cuente con un soporte técnico siempre disponible y eficaz.
  • Que disponga de herramientas de autogestión.
  • Que tenga garantía de devolución de parte del importe abonado en caso de incidencia.


5) Elegir una plataforma de blogging.
Hoy por hoy, las más utilizadas son WordPress y Blogger. A pesar de que esta última fue la pionera en ofrecer este servicio a finales de los noventa, presenta el inconveniente que, tras haber sido adquirida por Google, los datos que contiene no pertenecen al usuario. Asimismo, hay rumores sobre la posibilidad de que el gigante californiano decida poner fin a este servicio (como ya ocurrió con Google Reader). Estos factores hacen que cada vez sean más las empresas que se decantan por WordPress. Además, esta herramienta cuenta con una comunidad de usuarios muy activa y una gran cantidad de templates y plugins que ayudan a personalizar el blog.

6) Seleccionar los templates o temas. En el caso de elegir WordPress, esta plataforma ofrece un amplio listado de templates gratuitos. No obstante, existe otros sitios web donde descargar frameworks, como StudioPress o ElegantThemes.

7) Publicar con regularidad. Una vez creado el blog, es el momento de diseñar una estrategia de contenidos eficaz y llevarla a la práctica. En este artículo sobre cómo generar contenido de calidad, se ofrecen algunas recomendaciones al respecto.

Cómo crear un blog

¿Cuáles son los beneficios de crear un blog?

En las líneas que siguen, se citan algunas de las ventajas que aporta el blogging for business, basadas en los datos de un informe reciente de HubSpot correspondiente al año 2015.

1) Aumenta el volumen de tráfico web. Los anunciantes B2B que utilizaron blogs recibieron en el citado ejercicio un 67% más de visitas que los que no lo hicieron. Además, este tráfico permite atraer contactos o leads potenciales de calidad —es decir, afines al target de la empresa—, lo que incrementa las posibilidades de venta.

2) Incrementa el retorno de la inversión (ROI). HubSpot asegura que el blog de empresa multiplica por 13 esta posibilidad.

3) Ayuda a las empresas a proyectarse como expertas en su sector. Difundir gratuitamente información relevante y útil sobre temas que interesen al target de la compañía es una de las formas más eficaces de mejorar la reputación online y demostrar que la organización conoce en profundidad su ámbito de actividad.

4) Mejora el posicionamiento web (SEO). Publicar contenido de calidad con regularidad es un aspecto que los principales motores de búsqueda —y en especial, Google— valoran positivamente a la hora de dar visibilidad a las páginas web en sus resultados de búsqueda.

5) Duplica el número de enlaces externos. Las empresas que tienen su propio blog obtienen un 97% más enlaces entrantes a su sitio web, lo que contribuye a impulsar el SEO off-page o linkbuilding.

6) Contribuye a mejorar el branding. Los contenidos útiles son fáciles de compartir y viralizar a través de las redes sociales.

7) No implica una gran inversión. En líneas generales, el mantenimiento de un blog suele tener un coste económico inferior al de una campaña de tráfico de pago (SEA, en sus siglas en inglés), como Google AdWords.

8) Permite crear un canal de captación de tráfico propio, que podrás ser gestionado por directamente por la empresa y que le permitirá prescindir —si así lo desea y no precisa de resultados urgentes— de las campañas de pago.

Por lo tanto, disponer de un blog no sólo te ayudará a mejorar la visibilidad de la empresa en buscadores y a incrementar tu tráfico web con visitas de calidad: además, esta estrategia te permitirá consolidar tu marca como un referente en su ámbito de actividad.

Si estás pensando en poner en marcha este recurso, confía en nuestra experiencia: nos encargaremos de diseñarlo y te asesoramos sobre cómo gestionar con éxito la publicación de contenidos. Contacta con nosotros sin compromiso y descubre todo lo que podemos hacer para ayudarte con tu estrategia de marketing digital.