Link building

¿Qué es el link building?

El link building o construcción de enlaces es una de las estrategias más efectivas para mejorar el posicionamiento de un sitio web en los buscadores, así como uno de los aspectos fundamentales para cualquier campaña de SEO off-page.

En concreto, se trata de una metodología de trabajo diseñada para obtener hipervínculos o enlaces (backlinks) que permitan mejorar la visibilidad de determinadas páginas web en los resultados de búsqueda. No obstante, a diferencia de lo que ocurría con la aparición de los primeros motores y hasta la irrupción de Google, la clave del éxito no sólo radica en conseguir un gran número de enlaces que apunten al site en cuestión, sino también en la relevancia de los mismos.

link building

 

¿Cómo funciona el link building?

Desde hace casi dos décadas, y pese a que el factor del que hablaremos fue dejado de lado por Google en el 2016, el link building ha estado estrechamente ligado al concepto de Page Rank (PR), un dato numérico obtenido a partir de un complejo algoritmo y que puntúa las páginas web dependiendo de si son más o menos relevantes en relación con una determinada búsqueda realizada por los internautas.

Este valor —presentado en enero de 1999 y bautizado con el nombre de su creador, Larry Page, uno de los fundadores de Google— consiste en una puntuación de 0 a 10 que se otorga a cualquier página de Internet en función de su relevancia.

El funcionamiento del PR se basa en el Science Citation Index (SCI), un patrón empleado por la Universidad de Stanford para confeccionar un ranking anual de los científicos más influyentes a nivel mundial. Para elaborarlo, se toma como referencia las veces que los expertos se citan entre ellos en sus publicaciones académicas. De este modo, analizando únicamente los artículos en cuestión, se establece quién es el especialista más relevante.

Partiendo de esta dinámica, Larry Page extrapoló a mecánica del SCI al PR, de manera que los enlaces que apuntan otras páginas webs dan pie a una especie de sistema de votación, en el que cada voto equivale a aparecer mencionado en un site. Así, la puntuación de cada página dependerá tanto del número de veces que se menciona un enlace en otras páginas como de la importancia de la persona, empresa o institución que ha incluido este hipervínculo en su sitio web.

 

Cómo hacer una campaña de link building

Por lo tanto, el objetivo de cualquier acción de link building debe de ser conseguir la inserción del mayor número posible de enlaces en páginas externas que sean relevantes para Google. No obstante, a la hora de lograr estas inserciones de links, es indispensable que el buscador considere que se han conseguido de manera natural (es decir, por iniciativa de quien los menciona en su web, y sin que el site al que apunta el enlace haya efectuado algún pago o alguna presión para conseguirlo).

Aunque últimamente Google ha empezado a conceder menos protagonismo al PR a la hora de indexar sus resultados (de hecho, en marzo del 2016 anuncio que la barra de esta herramienta dejaría de ser visible en unos meses), lo cierto es que sigue fijándose en él para detectar si el aumento de links se debe a una campaña de marketing. En efecto, si todos los enlaces que recibe son de páginas que cuentan con un alto PR, Google considerará que estas menciones no son espontáneas, por lo que podría penalizar al site de destino en sus resultados de búsqueda.

Para que esto no ocurra, los enlaces desde páginas con un PR superior a 5 sólo deberían suponer entre el 15% y el 20% de los enlaces totales.

De ahí la importancia de impulsar una campaña de construcción de enlaces que ayude a incrementar la relevancia que Google asigna a un site, y sin que este buscador perciba este crecimiento como el resultado de una mala praxis (black hat). Cuantos más enlaces en diversos sitios web y cuanto más importantes sean los mismos, mayor será la autoridad que Google le otorgará, lo que acentuará su visibilidad en sus resultados de búsqueda.

Para conseguir este objetivo, existen diversas técnicas, entre las que destacan las siguientes:

* Link baiting. Esta estrategia —sin duda la más importante— consiste en conseguir que los usuarios decidan por su cuenta incluir un enlace en su site que lleve a la página web sobre la que se está trabajando. Para ello, es indispensable ofrecer a los internautas contenido de calidad y que sea relevante para sus búsquedas.

* Compra de enlaces.

* Directorios de intercambio de enlaces.

* SEO social. Además de ser la más reciente, esta tendencia gana peso día a día, y consiste en mejorar el posicionamiento en buscadores a través de la publicación en redes sociales de contenido relevante y de calidad.
En cualquier caso, los enlaces que apuntan a nuestra web deben responder a las siguientes características para no exponerse a una penalización por parte de Google.

1) Hallarse en páginas con una temática relacionada. Cuando este ocurre, Google asigna una mayor relevancia (no un mayor PR) al hipervínculo en cuestión.

2) Incremento gradual en el número de enlaces. Un aumento súbito podría hacer sospechar a Google que este crecimiento responde a una campaña de marketing. De ahí que sea conveniente esperar algunos meses para obtener los primeros resultados.

3) Que los enlaces tengan un PR diferente. Como hemos señalado anteriormente, Google no ve con buenos ojos que los enlaces que llevan a una página web procedan de sites con un PR superior al de ésta.

4) Combinar dominios antiguos y nuevos. Es positivo que los sites que albergan los enlaces tengan diferentes fechas de creación.

5) Los enlaces: mejor cuanto más veteranos. Cuanto más tiempo lleve un enlace online, más alta será la valoración que le concederá Google.

6) Mejor si parten de la homepage. Google también valora más aquellos enlaces que se ubican en la página de inicio de un site.

7) Enlaces distribuidos en las diversas partes del sitio web. Es recomendable que los diversos links se localicen en varias secciones (por ejemplo, el sidebar, el footer o un post).

8) Anchor texts diversos. Google considera que los enlaces naturales deben de contener diferentes textos en los enlaces.

No obstante, es importante controlar los enlaces externos que llevan al sitio web con el que se esté trabajando, ya que si su PR es bajo, parte del mismo se traspasará al site al que están apuntando. Para evitarlo, se pueden marcar estos enlaces con el atributo HTM nofollow, creado en el 2005 Matt Cutts (Google) y Jason Shellen (Blogger) para indicar a Google que no tengan en cuenta ese hipervínculo a la hora de ordenar la página en sus resultados de búsqueda. De este modo, la página que contiene el backlink no traspasará su PR a la página a la que apunta.

 

¿Cuáles son las ventajas del link building?

El link builing es una estrategia perfecta para atraer tráfico de calidad a una determinada página, siempre y cuando proceda de un sitio web con una temática relacionada y con un alto grado de relevancia. Asimismo, este proceso también ayuda a conocer los hábitos de búsqueda de los usuarios en Internet, lo que arroja pistas sobre las palabras clave o keywords más utilizadas.

Además, tener un número de enlaces entrantes de alta calidad mejora la credibilidad de los internautas, lo que contribuye a fidelizarlos. Por descontado, el link builing es una de las fórmulas más eficaces para optimizar el presupuesto de marketing, ya que ayuda a reducir el volumen de la inversión en estrategias de pago como el SEA.

En B2 Performance, contamos con la experiencia, las herramientas y los partners necesarios para una acción de link building efectiva, con la que el site de tu empresa se beneficiará de todas las ventajas descritas.

Aplicándola a tu sitio web, conseguirás en un plazo relativamente breve más y mejores enlaces entrantes, lo que multiplicará tu visibilidad en Google. ¡Haz la prueba!

Escríbenos a info@b2-performance.es o llámanos al (+34) 93 532 93 78. Deja que te estudiemos tu caso y te asesoremos sin compromiso. No te costará nada, y tendrás el diagnóstico necesario para mejorar tus resultados. ¡Haz la prueba!