Facebook

Uno de los errores más frecuentes de muchas empresas consiste en no actualizar sus páginas en las redes sociales (entre las que suele incluirse Facebook), sin olvidar que algunas de ellas llegan al punto de no responder a las preguntas, quejas y comentarios que reciben por esa vía.

Esta circunstancia no sólo puede perjudicar gravemente la reputación online de la compañía, al proyectar una imagen de dejadez, sino que también afecta negativamente a la experiencia de usuario, ya que pocas cosas hay peores que un usuario se sienta ignorado. Cuando esto ocurre, las posibilidades de que éste llegue a ser cliente (o continúe siéndolo) se reducen drásticamente.

Facebook

Todo ello sin olvidar que, si el perfil de Facebook no se cuida, se pierde la oportunidad de llevar tráfico social al blog o al sitio web de la compañía desde la plataforma creada por Mark Zuckerberg.

De ahí la importancia de cuidar de los perfiles sociales. Una labor que, si se quiere hacer adecuadamente, exige horas de dedicación, e incluso, la contratación de un profesional que se ocupe en exclusiva de la gestión de las páginas corporativas en las redes sociales. No obstante, esto es algo que no está al alcance de todas las empresas, que en ocasiones se ven obligadas a asignar esta tarea a empleados que carecen de formación específica para ello.

¿Cómo gestionar un perfil de empresa en Facebook?

Aunque cualquier recomendación para gestionar las redes sociales debe adaptarse a las características de cada compañía y a las de su público objetivo, existen algunos consejos que pueden ayudar a mantener los perfiles en Facebook actualizados y con una apariencia atractiva para los usuarios. A continuación, se detallan algunos de ellos.

1) Completar todos los datos de la compañía

Las prisas nunca son buenas consejeras. Si bien puede resultar tentador abrir la página y dejar el trabajo más exigente para luego (por ejemplo, redactar la descripción de los servicios agregando palabras clave, incluir la dirección postal de las oficinas o agregar los mapas de Bing), lo deseable es que todos estos datos consten desde el primer momento. No sólo para evitar dar una mala impresión de los internautas, sino también porque los perfiles sociales incompletos pueden ser penalizados por Google en los resultados de búsqueda.

2) Incluir y compartir eventos

Mediante la opción Eventos / Crear eventos, la empresa puede dar a conocer las acciones online y offline en las que participará. De este modo, no sólo mejorará la visibilidad de la compañía en Facebook y en Google (no hay que olvidar que las publicaciones de esta red social acostumbran a posicionarse bien en los resultados de búsqueda), sino que también ayudarán a la empresa a posicionarse como una experta en su sector.

3) Generar contenidos específicos para Facebook

Una equivocación en el que caen muchas empresas es compartir todos los contenidos que crean para su blog en todos sus perfiles sociales, sin percatarse de que sus seguidores en cada uno de ellos poseen unas motivaciones diferentes (por ejemplo, si alguien busca imágenes y vídeos lúdicos, lo más probable es que opte por Facebook en vez de LinkedIn). Por eso, es aconsejable crear y compartir contenido exclusivo para cada una de estas plataformas.

4) Potenciar los posts emocionales

A nadie se le escapa que las historias personales o con una fuerte carga emotiva suelen ser las que mejor funcionan en las redes sociales. Por esta razón, merece la pena recurrir a ellas. Incluso, se puede aprovechar Facebook para compartir imágenes del día a día de la empresa, lo que puede ayudar a humanizar la imagen de la compañía y hacerla más cercana a los usuarios. En este sentido, la inmensa mayoría de los usuarios agradecen un simpático gif animado en el que se les desee un buen fin de semana. No en balde, este tipo de publicaciones son las que suelen generar más engagement e interacciones (likes, comentarios, comparticiones, etc.).

5) Publicar con regularidad

Ser constante y mantener una cierta frecuencia de publicación ayudará a la empresa a ganar visibilidad. De todos modos, no hay que perder de vista que la calidad debe primar sobre la cantidad, y no sólo para no saturar a los seguidores de la compañía con actualizaciones, sino también para destinar los recursos a crear posts que sean realmente únicos, útiles y relevantes, y que se indexen bien en los resultados de los motores de búsqueda.

6) Destacar las publicaciones estratégicas o de mayor éxito

¿Por qué no dar una mayor notoriedad a aquellas publicaciones más y mejor han funcionado? Para ello, basta con pulsar sobre la flecha que aparece en la parte superior derecha y seleccionar la opción Fijar en la parte superior. De este modo, éste será el primer post que verán los usuarios por defecto durante siete días.

Fijar un post en Facebook

7) Reducir el tiempo de respuesta a las dudas y comentarios de los usuarios

Un medio de comunicación basado en la inmediatez, como ocurre con las redes sociales, explica por qué los usuarios buscan respuestas casi instantáneas a sus comentarios. Así, según un estudio de Kana, los internautas entre 18 y 34 años sólo están dispuestos a esperar 9 minutos y medio para obtener alguna contestación por parte de la empresa. Por eso, en la medida de lo posible, hay que tratar de ser ágiles en la respuesta. Si se trata de críticas publicar en el timeline, resulta obligado intervenir, con el fin de que la empresa pueda dar su versión, matizar o desmentir las palabras de los internautas.

8) Buscar la interacción

A los usuarios le encanta sentir que las empresas cuentan con ellos. Por eso, es recomendable lanzar concursos, encuestas y preguntas abiertas. Además de ser un sistema muy útil para tomar el pulso a la opinión de los seguidores de una empresa, estos posts también acostumbran a generar un alto porcentaje de participación.

¿Por qué es importante cuidar de los perfiles en Facebook?

Con 1.600 millones de usuarios en todo el mundo, la red de Mark Zuckerberg es uno de los mejores escaparates para cualquier compañía, por diversos motivos:

  • Posibilidad de llegar a un amplio público potencial.
  • Oportunidad de segmentar audiencias (por perfil sociodemográfico, edad, situación geográfica, etc.).
  • Es una de las formas más económicas de difundir los contenidos de la compañía y de hacer branding.
  • El tráfico social que genera aumenta el número de visitantes al blog y el site de la empresa.
  • Favorece el SEO, al mejorar la visibilidad de la empresa en los buscadores.
  • Permite interactuar más y mejor con el target de la compañía.


Tanto si estás buscando asesoramiento en tu estrategia de contenidos como si deseas lanzar una campaña de Facebook Ads, B2 Performance te brinda el apoyo que necesitas para que alcances tus objetivos. Contacta con nosotros y te orientaremos sin compromiso.