Gestión de publicidad

Desde el 2013, la inversión publicitaria en Internet supera a la de los medios tradicionales en papel. Además, según los datos de IAB Spain, la Red ocupó en el 2015 la segunda posición en este ranking, sólo por detrás de la televisión. En concreto, la publicidad online en España ya representa un 25,5% de la inversión total, al acaparar 1.288,9 millones de euros y con un crecimiento del 21% respecto al 2014.

Ahora bien: si existe un ámbito en auge dentro de este universo, ése es sin duda el de la publicidad en redes sociales. Y para muestra, un botón: sin ir más lejos, la inversión a nivel mundial alcanzaría los 25.140 millones de dólares, según las previsiones de eMarketer para el 2015, un 41,8% más en relación con el 2014. Además, se calcula que esta cantidad aumentará hasta los 32.910 millones en el 2016 y hasta los 41.000 millones en el 2017.

Gestión de publicidad

En este escenario, Facebook sería, de largo, la plataforma más utilizada con fines publicitarios, al aglutinar el 64,5% de la inversión. A mucha distancia, encontraríamos a Twitter, con un 8,1% del total, y LinkedIn, con un 4%.

Esta tendencia certifica que el social media se ha convertido en una prioridad para las empresas de todo el mundo, por lo que obviar esta realidad en los planes de marketing digital de las compañías las colocaría en clara desventaja respecto a sus competidoras. De ahí la importancia de mimar al máximo esta faceta y gestionarla de manera que garantice un buen retorno de la inversión (ROI, en sus siglas en inglés).

¿Cómo gestionar la publicidad en las redes sociales?

Para que la inversión en social media sea efectiva, te invitamos a consultar esta pequeña guía de publicidad en redes sociales, donde te explicamos brevemente cómo funcionan Facebook Ads, Twitter Ads y LinkedIn Ads.

No obstante, que las empresas puedan tener acceso a consejos generales la hora de gestionar sus posts patrocinados en los medios sociales, resumimos a continuación las recomendaciones realizadas al respecto por el CEO de Hootsuite, Ryan Holmes.

1) Antes de lanzar la campaña, publicar sin pagar los posts que deseen promocionarse

En el universo del marketing digital, el sistema de ensayo y error es una metodología de trabajo recurrente. Y no es para menos, ya que, en circunstancias como ésta, puede resultar realmente útil. De hecho, antes de realizar una inversión publicitaria, vale la pena asegurarse de que el mensaje que la empresa quiere difundir va a funcionar bien. Para ello, es recomendable publicarlo previamente sin promocionar en Facebook, Twitter o LinkedIn, y monitorizar el alcance y el grado de interacción que genera en comparación con posts anteriores no esponsorizados. Si el resultado no es el esperado, se podrá repetir la operación hasta obtener el impacto deseado, y sin que eso haya supuesto un desembolso.

2) Aprovechar las opciones de segmentación de la audiencia

Uno de los principales problemas de la publicidad convencional es que resulta poco eficiente, ya que, al ir dirigida a un público generalista, parte de la misma alcanzará a un amplio número de personas que no forman parte del target que interesa al anunciante. Un inconveniente que puede subsanarse mediante el uso de las posibilidades de segmentación que ofrecen Facebook, Twitter, LinkedIn y otras plataformas de publicidad de medios sociales. Gracias a ellas, se pueden lanzar campañas dirigidas exclusivamente a los buyer persona (o clientes ideales) de la empresa, lo que incrementa las posibilidades de éxito del mensaje publicitario y, al mismo tiempo, mejora la eficiencia de la inversión.

3) Cuidado con los anuncios reiterativos

En el caso concreto de Facebook Ads, una de sus mayores desventajas es el riesgo de aburrir a los usuarios debido a la aparición de repetitiva de un mismo anuncio en sus timelines. Cuando esto ocurre, lo más probable es que los destinatarios dejen de hacer clic sobre él. Y en el momento en el que la tasa de clics (click-through rate) comienza a bajar, Facebook penalizará la visibilidad del anuncio, lo que elevará su coste por clic (CPC). De este modo, cada like, comentario o compartición le saldrá más caro a la empresa. Para evitar el hartazgo de los usuarios, HootSuite recomienda renovar los anuncios cada 3 o 5 días, para mantener el contenido siempre fresco y atractivo.

4) Realizar tests A/B  

Una de las grandes virtudes de anuncios sociales es una respuesta instantánea. En efecto, se puede medir la eficacia de un post patrocinado en cuestión de minutos, lo que ayuda a la empresa a realizar las correcciones pertinentes prácticamente en tiempo real. De este modo, al mejorar la efectividad del anuncio, también se incrementa la rentabilidad de la inversión, que sería mucho más baja en el caso de mantener un post ineficaz durante más tiempo. En esta línea, es aconsejable lanzar dos versiones de anuncio para una misma campaña (test A/B) y, tras el análisis pertinente, dejar el que dé mejores resultados.

5) Conocer cómo funcionan las diferentes plataformas

Aunque Twitter no contempla esta opción, Facebook y LinkedIn ofrecen la posibilidad de pagar la publicidad en función del número de impresiones. Por el contrario, y dado que Twitter cobrará a la empresa por cada clic que reciba el anuncio en cuestión (como Google AdWords), hay que diseñar el post minuciosamente, para conseguir que las personas que acceden al sitio web de la compañía por esta vía estén realmente interesadas en su oferta comercial.  De poco sirve incrementar el volumen de visitas si éstas no se traducen en conversiones (rellenar un formulario, descargarse un contenido, hacer una compra, etc.).

6) No perder de vista el diseño responsivo

Los medios sociales se utilizan fundamentalmente desde dispositivos móviles. Según Hootsuite, el 86% de los usuarios de Twitter se conecta a esta red desde su teléfono o tableta, porcentaje que se sitúa en el 68% en el caso de Facebook. Por lo tanto, a la hora de llevar a cabo la creatividad, hay que tener en cuenta que el post se visualizará desde una pantalla pequeña.

Gestión de la publicidad en las redes sociales

¿Por qué es importante hacer publicidad en las redes sociales?

De acuerdo con los datos de Hootsuite, los posts patrocinados en Facebook obtienen de media 8 veces más clics que las publicaciones sin promocionar. Además, en el caso del mobile marketing, la proporción asciende a 9 veces.

A su vez, en el caso de Twitter, los tuits promocionados consiguen un click-through rate mucho más alto que los banners convencionales. Por eso, cerca del 80% de los marketers estadounidenses ya ha utilizado Twitter Ads.

En tu empresa, ¿tus anuncios en Google, Facebook, Twitter y LinkedIn te dan el rendimiento esperado? ¿Obtienes el tráfico orgánico y la ratio de conversión que necesitas? En B2 Performance, tu agencia de marketing digital en Barcelona, nos ocuparemos de tu estrategia publicitaria de principio a fin, para que puedas optimizar el coste por clic y aumentar tu visibilidad en buscadores y redes sociales. Escríbenos o llámanos al 93 532 93 78.  ¡Notarás la diferencia!