LinkedIn

Hoy por hoy, ninguna red social para profesionales hace sombra a LinkedIn, la más utilizada del mundo en su género. De ahí que se haya consolidado como el punto de encuentro preferente entre personas con intereses laborales afines y empresas.

En el caso de estas últimas, su potencial no se limita a la posibilidad de reclutar nuevos empleados y colaboradores y a hacer contactos (networking), sino también en la oportunidad de potenciar su imagen de marca (branding), e incluso, utilizar LinkedIn como soporte publicitario.

LinkedIn

Todo ello sin olvidar que, si el perfil de Facebook no se cuida, se pierde la oportunidad de llevar tráfico social al blog o al sitio web de la compañía desde la plataforma creada por Mark Zuckerberg.

Sin embargo, sea cual sea la motivación principal de las empresas, es indispensable disponer de una estrategia de comunicación y marketing que le ayude a transmitir una imagen corporativa atractiva mediante los contenidos, y a posicionarse como expertas en su sector. Asimismo, si lo que se pretende lanzar es una acción publicitaria, también será necesario seleccionar bien el target al que se dirigirán sus mensajes publicitarios.

¿Cómo gestionar un perfil de empresa en LinkedIn?

A pesar que LinkedIn cuenta con tres tipos de página (personales, de grupos y de empresas), las recomendaciones que centran este apartado hacen referencia a esta últimas. A continuación, se detallan algunas claves para facilitar su gestión y que ayuden a la compañía a mejorar su imagen de marca (a lo que habría que añadir otras acciones promocionales).

1) Añadir actualizaciones periódicas

Para que un perfil de LinkedIn resulte atractivo, no basta con crear una página y olvidarse de ella. Todo lo contrario: para que funcione, es necesario publicar en ella con regularidad, ya sea contenido propio o de terceros. Como ocurre con los blogs y el resto de redes sociales, la calidad debe primar sobre la calidad. Si se quiere mantener o mejorar la imagen corporativa de la empresa, es preferible priorizar la originalidad y la utilidad de los artículos por encima de la cantidad. En este sentido, un post reiterativo y poco relevante hace más mal que bien a la imagen de la compañía.  

2) Adaptar el contenido a las características de la audiencia de LinkedIn

A pesar de que muchas empresas tienden a compartir los contenidos que generan en todos sus perfiles sociales, esto supone un error, ya que los intereses y motivaciones de los seguidores de la empresa varían en función de cada plataforma: de hecho, los usuarios que LinkedIn utilizan esta red social para hacer networking o buscar oportunidades de desarrollo profesional agradecerán mucho más información y recursos relacionados con este ámbito que un vídeo divertido. Con esto, no se está diciendo que la empresa no pueda echar mano de esta estrategia, pero sí que tiene que racionalizarla y adecuarla a las expectativas de su público objetivo. No obstante, hay que evitar caer en el hypertargeting o hipersonalización de los contenidos, ya que eso supondría perder el seguimiento entre muchos usuarios de LinkedIn.

3) También en el contenido, menos es más

El continuo bombardeo de información al que se ven sometidos los internautas explica por qué cada vez prefieren los posts breves y que sean fáciles y rápidos de consumir. Una tendencia que se ha acentuado con el auge de la telefonía móvil, cuyas características favorecen el consumo de formatos mucho más sencillos, aunque no por ello menos efectivos. De ahí que recursos como los vídeos, las infografías o las frases inspiraciones (si es posible, acompañadas de alguna imagen atractiva) sean las mejores opciones para favorecer el engagement.

4) Incluir referencias al día a día de la empresa

Por todos es sabido que los contenidos con un tono excesivamente comercial o publicitario no suele tener una buena acogida en las redes sociales. Por lo tanto, lo más recomendable es divulgar únicamente acciones que sean noticiables y que puedan suscitar interés o curiosidad entre los seguidores de la empresa: por ejemplo, el lanzamiento de un nuevo producto o servicio, la inauguración de unas nuevas oficinas, la promoción de un concurso relacionado con la marca o la organización de algún evento o campaña online o presencial que cuente con la participación de la empresa.

5) Experimentar

Prueba con contenidos inspiraciones, informativos, entretenidos, emocionales… o una combinación de todo ellos. Compara los resultados, y darás con la tecla para mejorar el nivel de engagement.

6) Animar a la participación

Diversos estudios recientes demuestran que aquellas publicaciones que incluyen preguntas abiertas para los seguidores generan en torno al 50% más de participación. Haz preguntas interesantes sobre nuevos productos, servicios, proyectos o tendencias de tu mismo sector.

7) Ofrecer feedback a tus seguidores

Asegúrate de contestar a sus comentarios y agradéceles que compartan tu contenido. Si sus comentarios son útiles, házselo saber y dales las gracias. Asimismo, ten en cuenta que es posibles que debas eliminar comentarios inadecuados para mantener la seriedad y profesionalidad de tu perfil, si bien este tipo de reacciones son menos habituales en LindkedIn que en las redes no profesionales, como Facebook o Twitter.

8) Participar en grupos

Únete a grupos que sean relevantes para tu target o para tus clientes, tanto actuales como potenciales. Intervén en foros debates y, si surge la ocasión, ofrece los servicios de tu empresa para dar solución a algún problema concreto.

9) Involucrar a los trabajadores de la empresa. En la medida de lo posible, es aconsejable que toda la plantilla cuente con un perfil en LinkedIn actualizado. De este modo, la empresa mostrará su capital humano y los conocimientos que éstos pueden aportar a los clientes.

10) Medir los resultados

Utiliza las herramientas de analítica web —tanto la de LinkedIn, como otras que pueda emplear tu empresa— para analizar las estadísticas de tus publicaciones. Esto te permitirá corregir o mejorar tu estrategia de contenido, con el fin de adaptarlo al máximo a las preferencias de tu target.

Red profesional¿Por qué es importante cuidar de los perfiles en LinkedIn?

Desde el punto de vista del marketing digital, LinkedIn ofrece numerosas ventajas respecto a otras redes sociales. Éstas son sólo algunas.

  • Sus usuarios buscan contenidos profesionales, lo que les hace más receptivos al branding
  • Permite acceder más fácilmente a influencers y personal directivo
  • Ofrece mayores posibilidades de segmentación

 
A esto hay que sumar que, en el caso de España y según LinkedIn, los profesionales de nuestro país comparten los contenidos un 77% más de veces que el usuario medio y sigue a un 34% más de empresas en la plataforma. Asimismo, el 37% de los españoles que cuentan con un perfil en LinkedIn trabaja en el ámbito del marketing y la publicidad.

¿Vas a quedarte fuerte de la red social para profesionales más importante del mundo? Prepárate para dar a conocer tu empresa o negocio entre sus 467 millones de usuarios, 8 millones de los cuales están en España. En B2 Performance, tu agencia de marketing en Barcelona, te orientamos para que puedas crear o mejorar tu estrategia de contenidos, o bien desplegar una campaña de LinkedIn Ads verdaderamente eficaz, ya sea mediante anuncios tradicionales o dinámicos (cuyo rendimiento es hasta un 50% mayor que en el caso de los anteriores)¡Contacta con nosotros sin compromiso!