Twitter

Just setting up my Twttr” (‘configurando mi Twittr’). Con este primer tuit, lanzado en el 2006 por Jack Dorsey desde San Francisco, nacía una nueva plataforma llamada a poner patas arriba las reglas del juego de las redes sociales, en una época en la que estos medios de comunicación 2.0 estaban dando aún sus primeros pasos. La razón era muy simple: la flamante Twitter —así la rebautizarían poco después— inauguraba el llamado microblogging, basado en la publicación de mensajes de un máximo de 140 caracteres.

Desde entonces, Twitter no sólo ha incrementado exponencialmente su número de usuarios (había poco más de 50.000 en el 2007): también ha ido ampliando sus funcionalidades, ofreciendo la posibilidad de lanzar mensajes patrocinados —Twitter Ads está disponible desde abril del 2010— y de acompañar los tuits de imágenes, a cambio de restar un poco de extensión al texto de los mensajes.

twitter

Esta diversificación en las funciones obliga a manejar más variables a la hora de gestionar con éxito los perfiles sociales de cualquier compañía.

Además de la publicidad en las redes sociales, estas herramientas son un pilar indispensable en la estrategia de contenidos de cualquier organización, debido al enorme potencial de difusión y branding que ofrecen a un precio asequible, pero también a la posibilidad de dar pie a una crisis de imagen de marca por la publicación de un comentario desafortunado. Algo que también puede pasar si el nivel de actualización o de mantenimiento resulta insuficiente.

Teniendo en cuenta estos aspectos, se recomienda la adopción de buenas prácticas que contribuyan a la publicación de posts virales, dirigidos al target que realmente interesan a la empresa. A continuación, detallamos algunas de ellas.

¿Cómo gestionar un perfil de empresa en Twitter?

Pese a que no hay un sistema ideal para gestionar cuentas de empresa con Twitter, existen algunos consejos que pueden ayudar a conseguir un perfil corporativo impecable (o casi) en la red del pájaro azul. Los resumimos:

1) Diseñar un calendario editorial

Además de los retuits de otros usuarios o de noticias relacionadas con la actualidad diaria, es recomendable planificar qué contenidos se compartirán a un mes vista. Gracias a este calendario editorial, la empresa tendrá un registro de las temáticas en las que se ha centrado, lo que le ayudará a extraer conclusiones a la hora de hacer la analítica web.

2) Utilizar herramientas de programación de tuits, como Hootsuite

De este modo, el community manager no tendrá que estar permanente pendiente de las redes sociales de la empresa durante los fines de semana o sus vacaciones. Y lo más importante: los usuarios no acusarán la ausencia de esta figura.

3) No seguir a otros usuarios de forma masiva

Aunque éste puede ser un buen sistema para aumentar la visibilidad de la empresa y conseguir nuevos seguidores, hay que valorar bien cada perfil antes de pulsar el botón de follow en la cuenta en cuestión. En este sentido, no hay que perder de vista que una cuenta fake o que transmita ideas políticas pueden llegar a pasar factura a la empresa. Además, tampoco es beneficioso para su imagen que la organización siga a muchas más personas que las que la siguen a ella.

4) Cuidado con los unfollows

Aunque muchos usuarios tienen por costumbre dejar de seguir a algunos usuarios después de haber conseguido que éstos los siguieran, ésta es uno de los hábitos que más contribuyen a erosionar la imagen de la empresa, tal y como señala el experto en marketing online Pedro Rojas.

5) Incluir una pequeña descripción de la empresa

Debe figurar junto a la imagen de perfil, así como enlaces a su página web. De este modo, se puede incrementar el volumen de tráfico social al sitio web de la compañía.

6) Publicar en diferentes franjas horarias

Aunque cuando hablamos de redes sociales no hay normas escritas o infalibles para saber cuál es la mejor franja horaria para publicar un post, algunos estudios recientes concluyen que muchos usuarios tienden a mirar Internet a primera hora de la mañana, antes de ir a trabajar, y a partir de las 22:00 h, justo después de cenar. No obstante, cada empresa —y por consiguiente, su público objetivo— son un mundo, por lo que no está de más ir probando qué franja horaria da mejores resultados. Además, hay que tener en cuenta dónde residen los seguidores de las redes sociales, debido a la diferencia horaria entre países, y si los contenidos de la empresa son de tipo profesional. Si es así, suele ser efectivo publicar tuits dentro del horario laboral.

7) Priorizar el contenido de valor

Esta norma es común para todas las redes sociales. Aunque tiene todo el sentido del mundo que la empresa dé a conocer tus productos y servicios a través de estas plataformas, no hay que olvidar que lo que busca el usuario es contenido valioso y útil que le ayude a resolver sus dudas. Por lo tanto, no hay que abusar de los tuits publicitarios.

8) Limitar el uso de hashtags

Si bien las etiquetas son un valioso elemento para dar mayor visibilidad a los tuits, incluir más de la cuenta dificulta la legibilidad del post. Por eso, es recomendable no agregar más de tres hashtags por publicación.

9) Añadir imágenes y enlaces a vídeos

Según un estudio de PR Newswire, 6 de cada 10 internautas reconocen que consultan primero aquellas publicaciones que incluyen contenido gráfico. Por lo tanto, es más que aconsejable no perder de vista este aspecto y actuar en consecuencia siempre que sea factible.

10) Evitar las discusiones

Aunque la marca reciba insultos o descalificaciones, la empresa jamás debe ponerse a su altura o gritar (en las redes sociales, se utilizan para ello las mayúsculas).

11) Crear listas

Esto te ayudará a clasificar mejor a tus seguidores y a obtener información ordenada por ámbitos temáticos.

12) Interactuar con otros usuarios

Retuitear contenido de interés, dar la bienvenida a tu perfil a los nuevos seguidores en un post —etiquetándoles y dándoles las gracias por el follow, responder preguntas abiertas relacionadas con la actividad de la empresa, marcar con un corazón los tuits de otros usuarios… Reconocer el buen trabajo de los demás beneficia enormemente a la reputación online de la compañía.

Usuario de twitter

¿Por qué es importante cuidar de los perfiles empresariales en Twitter?

Cualquier empresa debería de aprovechar las posibilidades que ofrece la popular red de microblogging, que ya cuenta con 320 millones de usuarios activos en todo el mundo. Además de ser una excelente plataforma de difusión de la imagen corporativa y la actividad de la empresa —e incluso, en muchos casos, más eficiente que la publicidad de pago tradicional—, es también una magnífica vía de interacción y atención para los clientes actuales y potenciales.

Por supuesto, Twitter también puede ser una fuente de tráfico social muy efectiva para el sitio web de la empresa.  

¿Tienes en mente poner en marcha un perfil en esta plataforma? ¿No sabes qué contenidos divulgar y con qué periodicidad? ¿Te gustaría implementar una compaña en Twitter Ads rentable y efectiva? Sea cual sea tu situación, te ayudamos a alcanzar tus metas. Contacta con nosotros o llámanos al 93 532 93 78. En B2 Performance, tu agencia de marketing digital en Barcelona, estaremos encantados de poder orientarte.